BARRA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO DEL TEMPLO DE JERUSALEM.BARRAORDEN DEL TEMPLEBARRA
FRATERTEMPLI - ORDEN DEL TEMPLE, el blog: LA COLINA DE LAS ÁNFORAS DE ACEITE
FRATERTEMPLI, EL BLOG DECANO DE LA ORDEN DEL TEMPLE EN INFORMACIÓN TEMPLARIA Y MEDIEVAL

LA RELIQUIA

LA RELIQUIA
LA CASA FOX, EN PODER DE LA RELIQUIA DESDE EL 191 AL 898 AÑO DEL TEMPLE

“AÑO 191 DEL TEMPLE, (1309), UNOS 40 CABALLEROS TEMPLARIOS PROCEDENTES DE LOS CASTILLOS DE MONZÓN Y CHALAMERA DIRIGIDOS POR SU COMENDADOR FR.++BERENGUER DE BELVIS RESISTEN A DURAS PENAS EN EL CASTILLO DE MONZÓN EL ASEDIO DE LAS TROPAS DE JAIME II DIRIGIDAS POR EL PROCURADOR GENERAL ARTAL DE LUNA. RENDIDO EL CASTILLO, EL COMENDADOR TEMPLARIO HACE ENTREGA DE SU CRUZ PECTORAL AL CONQUISTADOR DE LA FORTALEZA ARTAL DE LUNA, CON LA ÚNICA CONDICIÓN DE QUE NO LA DEJARA CAER EN MALAS MANOS, MANOS SACRÍLEGAS, ES DECIR, EN LAS MANOS DE LA IGLESIA, PARA QUE NO DESAPARECIERA. ARTAL DE LUNA CUMPLE SU PALABRA Y ENTREGA LA CRUZ A LA MADRE DE UN TEMPLARIO, DEFENSOR DEL CASTILLO. LA RELIQUIA LLEGA POR ESTA VÍA A LA TEMPLARIA CASA FOX, QUE LA CUSTODIA HASTA NUESTROS DÍAS. DONDE ESTÉ LA CRUZ ESTÁ LA ORDEN. ASI HA SIDO Y ASI SERÁ, PESE A LOS INTENTOS DE APROPIACIÓN POR PARTE DE ELEMENTOS AJENOS A LA MISMA AUNQUE EN ALGUNOS CASOS VISTIERAN NUESTRO BLANCO MANTO. ROGUEMOS A LA CRUZ PARA QUE CON LOS DELINCUENTES QUE PROTAGONIZARON LOS DESHONROSOS Y DELICTIVOS HECHOS OCURRIDOS EN EL SIGLO XX EN BELVER DE CINCA CON LOS RESTOS DE LOS DEFENSORES DE LOS CASTILLOS DE MONZÓN Y CHALAMERA Y VECINOS TAMBIÉN ALLÍ ABANDONADOS SE HAGA JUSTICIA Y LOS RESTOS DE LOS CABALLEROS TEMPLARIOS Y DE LOS VECINOS PROFANADOS Y EXPOLIADOS JUNTO A ELLOS ABANDONEN EL VERTEDERO Y EL OSARIO PARA QUE, UNA VEZ ENTREGADOS A QUIEN DESDE EL PRIMER MOMENTO DEL EXPOLIO Y LA PROFANACIÓN NO CESA EN ESTA LUCHA DE DAVID CONTRA GOLIATH, RETORNEN DE SU MANO A LA SEPULTURA DIGNA DE LA QUE NO DEBIERON SER PRIVADOS EN DONDE DISPONGA EL HEREDERO DE LA CASA FOX, TEMPLARIO INCANSABLE Y LUCHADOR INAGOTABLE AL QUE TODAS LAS RAMAS DE LA ORDEN Y DEMÁS GENTE DE BIEN DEBIERAMOS AYUDAR EN SU BÚSQUEDA DE JUSTICIA Y REPARACIÓN DE LOS DAÑOS CAUSADOS. ES NUESTRA OBLIGACIÓN."

¿CONTINUAREMOS MIRANDO PARA OTRO LADO MIENTRAS LOS RESTOS DE LOS +HERMANOS SIGUEN EN EL VERTEDERO?

SI QUIERE CONOCER LOS HECHOS, EL LUGAR DONDE SE PROFANARON LAS TUMBAS DE ANTIGUOS CABALLEROS TEMPLARIOS. SABER QUIENES SON LOS PROTAGONISTAS Y CULPABLES DE LA SACRÍLEGA PROFANACIÓN Y POSTERIOR ABANDONO DE LOS RESTOS HUMANOS EN EL VERTEDERO DE BELVER, ENTRE EN EL BLOG DE BELVER DE LOS HORRORES

Burofax enviado por D. Miguel Fox a Fernando Elboj Broto

Burofax enviado por D. Miguel Fox a Fernando Elboj Broto
Belver de los Horrores

UNIDAD DE ACCIÓN

DESDE HOY, 1 DE MARZO DE 2012, EL BLOG DE BELVER DE LOS HORRORES SE UNE AL BLOG DE FRATERTEMPLI, PASANDO A SER PARTE DEL GRUPO FRATERTEMPLI, ORDEN DEL TEMPLE.

CUALQUIERA PUEDE ACCEDER AL MISMO PULSANDO TANTO EN LA RELIQUIA, COMO EN LOS MÚLTIPLES ENLACES QUE EN FRATERTEMPLI HAY PARA ACCEDER A BELVER DE LOS HORRORES.

NO DESCANSAREMOS HASTA QUE SE HAYA HECHO JUSTICIA CON "LOS MUERTOS DEL VERTEDERO Y LA CASA FOX"


NNDNNSNTDG

POR SI HAY ALGÚN DESPISTADO.

Para que si alguien, despistado o intencionado, cree o dice que nos ha escrito no siendo verdad, y aunque desde la creación del blog está en la parte inferior del mismo nuestra dirección de correo electrónico, nuestro email es fratertempli@yahoo.es , siendo el máximo responsable de lo que aquí se dice, Fr.+++ Anselmo de Crespi.











Free counter and web stats








SI TARDA UNOS MOMENTOS EN CARGAR LA SIDEBAR, (PARTE DERECHA), LES PEDIMOS DISCULPAS, PERO SERÁN SOLO UNOS BREVES MOMENTOS LO QUE TARDE.


NADA DE LO QUE APARECE EN FRATERTEMPLI ES MENTIRA

JURO QUE TODOS LOS COMUNICADOS QUE APARECEN EN EL BLOG DE FRATERTEMPLI SON CIERTOS, QUE EN ESTE BLOG NADA ES MENTIRA SALVO LAS BROMAS E INOCENTADAS DEL DÍA DE LOS INOCENTES.

TODO AQUEL QUE POR LOS MOTIVOS QUE FUERAN, SOBRE TODO POR INTERESES ECONÓMICOS PERSONALES, DIGA O PUBLIQUE QUE ALGUNO ES MENTIRA, QUE LO DEMUESTRE Y VAYA A LOS TRIBUNALES DE JUSTICIA. MIENTRAS NO HAGAN ESO, EL RESTO DE DESMENTIDOS POR PARTE DE LOS QUE SE ALIMENTAN DE ESTAFAS Y DE SACAR DINERO A COSTA DE LA ORDEN DEL TEMPLE, NOS DAN IGUAL, PUES POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS, Y FRATERTEMPLI NUNCA HA MENTIDO SABIÉNDOLO QUIEN NOS SIGUE, Y ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A AMENAZAS DE DENUNCIAS QUE NUNCA LLEGAN POR SER SIEMPRE CIERTO LO QUE PUBLICAMOS.

FTAT, NND. Fr. +++Anselmo de Crespi,

que por cierto, y para algún ignorante, es mi nombre iniciático, no es un alias, ni un nick tras el que esconderme, ni por supuesto mi nombre de pila. Y no soy conde, ni marqués, ni tengo ningún título de esos que como en Illescas, (Toledo), compran algunos y que son más falsos que ellos mismos.

lunes, 26 de julio de 2010

LA COLINA DE LAS ÁNFORAS DE ACEITE



Se calcula que en la colina puede haber 25 millones de ánforas acumuladas desde el siglo II de forma ordenada.


Se cumplen 20 años de excavaciones españolas en el Monte Testaccio, un «archivo a cielo abierto» para la arqueología

En el centro sur de Roma, a pocos metros de la orilla este del río Tíber, se alza un promontorio, el Testaccio. No se trata de una de las siete colinas legendarias de la Ciudad Eterna, aunque con sus 45 metros de altura, las iguala en talla. Es una montaña particular, creada por el hombre, un auténtico paraíso para los arqueólogos y estudiosos de la Antigua Roma. La forman los restos de 25 millones de ánforas depositadas de forma ordenada desde finales del siglo II y durante alrededor de 270 años por los trabajadores de los almacenes surgidos junto al vecino puerto fluvial.


Al ascender el Testaccio no se pisa apenas tierra, sólo trozos de barro cocido: son los restos de las grandes vasijas de 100 kilogramos que salieron cargadas de aceite de oliva de la Bética (la provincia romana que se extendía por la actual Andalucía) y llegaron a Roma para alimentar a la capital del Imperio y a su Ejército. Una vez concluido su viaje y vacías de su contenido, las ánforas se rompían y colocaban una encima de otra en largas hileras, que con el paso del tiempo fueron ganando altura hasta formar lo que hoy se conoce como el Monte Testaccio.

«Con el aceite de las ánforas que han creado este promontorio se cubrieron las necesidades de una población de medio millón de personas durante 250 años», cuenta José Remesal Rodríguez, arqueólogo jefe de la excavación del Testaccio. El país lleva investigando esta colina desde hace 20 años, obteniendo información sobre el comercio, la administración y el transporte en la Antigua Roma tan valiosa que ha convertido esta misión en un referente internacional. «El Testaccio es como un enorme archivo a cielo abierto para la arqueología europea gracias a las inscripciones que llevaban las ánforas, que aquí se han conservado muy bien debido a que las vasijas sólo se utilizaban una vez y, tras ser rotas, eran cubiertas con cal. Estos sellos nos permiten saber qué transportaban las ánforas, la tara y el peso del contenido, el nombre del transportista y qué controles fiscales y aduaneros habían pasado», cuenta Remesal Rodríguez, catedrático de Historia Antigua en la Universidad de Barcelona y miembro de la Real Academia de la Historia.

Una burocracia sofisticada

A diferencia de lo que ocurría con las ánforas que contenían vino o agua, las que llegaban a Roma cargadas de aceite andaluz no eran reutilizadas. «Eran envases sin retorno, resultaba demasiado complicado quitarle la pringue del aceite», explica el arqueólogo español. Prácticos y ordenados, los antiguos romanos resolvieron el problema de la acumulación de ánforas en los almacenes cercanos al puerto fluvial habilitando un vertedero, al que sometieron a unas férreas normas. Se sabe incluso que en la formación del basurero trabajaron funcionarios públicos, quienes se encargaban de que se aprovechase al máximo el espacio y se cumpliesen las normas higiénicas.

Remesal Rodríguez, que dirige el equipo de alrededor de 20 arqueólogos que todos los meses de septiembre y octubre realizan excavaciones en el monte, sabe que es un afortunado. «Otros expertos tienen que mover decenas de metros cúbicos de tierra para toparse con algo, aquí en seguida se encuentra información muy valiosa».

Prueba de ello son los 15 volúmenes publicados con los datos obtenidos en el Testaccio. «Las inscripciones de las ánforas son una expresión mínima de un sistema administrativo más amplio. Aquí conocemos con exactitud el año, el lugar de fabricación, el recorrido y el contenido de cada ánfora», explica el experto.

Pese a las dos décadas de estudio, los arqueólogos todavía no saben con certeza el orden que los antiguos romanos siguieron al dejar los trozos de ánforas. «Los estratos no son siempre consecutivos en el tiempo. Es como si encontrásemos el cuarto tomo de un libro de Historia y a su lado, en vez de estar el quinto, está el octavo», resume el arqueólogo.

Los impuestos, en aceite

El 85 por ciento de las ánforas salieron de la Bética. «Se distinguen a simple vista, su factura es más basta que la de las africanas», explica el arqueólogo José Remesal Rodríguez. Gracias a las inscripciones se ha sabido que había centenares de fábricas en la antigua Andalucía destinadas a la exportación de aceite. «Esta provincia se especializó en el sector oleícola, así pagaba sus impuestos. El aceite andaluz llegaba hasta los confines del territorio romano, para alimentar al Ejército».

 
@Daría Menor, (Roma)/ La Razón.es