BARRA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO DEL TEMPLO DE JERUSALEM.BARRAORDEN DEL TEMPLEBARRA
FRATERTEMPLI - ORDEN DEL TEMPLE, el blog: SOBRE FALSOS TÍTULOS NOBILIARIOS
FRATERTEMPLI, EL BLOG DECANO DE LA ORDEN DEL TEMPLE EN INFORMACIÓN TEMPLARIA Y MEDIEVAL

LA RELIQUIA

LA RELIQUIA
LA CASA FOX, EN PODER DE LA RELIQUIA DESDE EL 191 AL 898 AÑO DEL TEMPLE

“AÑO 191 DEL TEMPLE, (1309), UNOS 40 CABALLEROS TEMPLARIOS PROCEDENTES DE LOS CASTILLOS DE MONZÓN Y CHALAMERA DIRIGIDOS POR SU COMENDADOR FR.++BERENGUER DE BELVIS RESISTEN A DURAS PENAS EN EL CASTILLO DE MONZÓN EL ASEDIO DE LAS TROPAS DE JAIME II DIRIGIDAS POR EL PROCURADOR GENERAL ARTAL DE LUNA. RENDIDO EL CASTILLO, EL COMENDADOR TEMPLARIO HACE ENTREGA DE SU CRUZ PECTORAL AL CONQUISTADOR DE LA FORTALEZA ARTAL DE LUNA, CON LA ÚNICA CONDICIÓN DE QUE NO LA DEJARA CAER EN MALAS MANOS, MANOS SACRÍLEGAS, ES DECIR, EN LAS MANOS DE LA IGLESIA, PARA QUE NO DESAPARECIERA. ARTAL DE LUNA CUMPLE SU PALABRA Y ENTREGA LA CRUZ A LA MADRE DE UN TEMPLARIO, DEFENSOR DEL CASTILLO. LA RELIQUIA LLEGA POR ESTA VÍA A LA TEMPLARIA CASA FOX, QUE LA CUSTODIA HASTA NUESTROS DÍAS. DONDE ESTÉ LA CRUZ ESTÁ LA ORDEN. ASI HA SIDO Y ASI SERÁ, PESE A LOS INTENTOS DE APROPIACIÓN POR PARTE DE ELEMENTOS AJENOS A LA MISMA AUNQUE EN ALGUNOS CASOS VISTIERAN NUESTRO BLANCO MANTO. ROGUEMOS A LA CRUZ PARA QUE CON LOS DELINCUENTES QUE PROTAGONIZARON LOS DESHONROSOS Y DELICTIVOS HECHOS OCURRIDOS EN EL SIGLO XX EN BELVER DE CINCA CON LOS RESTOS DE LOS DEFENSORES DE LOS CASTILLOS DE MONZÓN Y CHALAMERA Y VECINOS TAMBIÉN ALLÍ ABANDONADOS SE HAGA JUSTICIA Y LOS RESTOS DE LOS CABALLEROS TEMPLARIOS Y DE LOS VECINOS PROFANADOS Y EXPOLIADOS JUNTO A ELLOS ABANDONEN EL VERTEDERO Y EL OSARIO PARA QUE, UNA VEZ ENTREGADOS A QUIEN DESDE EL PRIMER MOMENTO DEL EXPOLIO Y LA PROFANACIÓN NO CESA EN ESTA LUCHA DE DAVID CONTRA GOLIATH, RETORNEN DE SU MANO A LA SEPULTURA DIGNA DE LA QUE NO DEBIERON SER PRIVADOS EN DONDE DISPONGA EL HEREDERO DE LA CASA FOX, TEMPLARIO INCANSABLE Y LUCHADOR INAGOTABLE AL QUE TODAS LAS RAMAS DE LA ORDEN Y DEMÁS GENTE DE BIEN DEBIERAMOS AYUDAR EN SU BÚSQUEDA DE JUSTICIA Y REPARACIÓN DE LOS DAÑOS CAUSADOS. ES NUESTRA OBLIGACIÓN."

¿CONTINUAREMOS MIRANDO PARA OTRO LADO MIENTRAS LOS RESTOS DE LOS +HERMANOS SIGUEN EN EL VERTEDERO?

SI QUIERE CONOCER LOS HECHOS, EL LUGAR DONDE SE PROFANARON LAS TUMBAS DE ANTIGUOS CABALLEROS TEMPLARIOS. SABER QUIENES SON LOS PROTAGONISTAS Y CULPABLES DE LA SACRÍLEGA PROFANACIÓN Y POSTERIOR ABANDONO DE LOS RESTOS HUMANOS EN EL VERTEDERO DE BELVER, ENTRE EN EL BLOG DE BELVER DE LOS HORRORES

Burofax enviado por D. Miguel Fox a Fernando Elboj Broto

Burofax enviado por D. Miguel Fox a Fernando Elboj Broto
Belver de los Horrores

UNIDAD DE ACCIÓN

DESDE HOY, 1 DE MARZO DE 2012, EL BLOG DE BELVER DE LOS HORRORES SE UNE AL BLOG DE FRATERTEMPLI, PASANDO A SER PARTE DEL GRUPO FRATERTEMPLI, ORDEN DEL TEMPLE.

CUALQUIERA PUEDE ACCEDER AL MISMO PULSANDO TANTO EN LA RELIQUIA, COMO EN LOS MÚLTIPLES ENLACES QUE EN FRATERTEMPLI HAY PARA ACCEDER A BELVER DE LOS HORRORES.

NO DESCANSAREMOS HASTA QUE SE HAYA HECHO JUSTICIA CON "LOS MUERTOS DEL VERTEDERO Y LA CASA FOX"


NNDNNSNTDG

POR SI HAY ALGÚN DESPISTADO.

Para que si alguien, despistado o intencionado, cree o dice que nos ha escrito no siendo verdad, y aunque desde la creación del blog está en la parte inferior del mismo nuestra dirección de correo electrónico, nuestro email es fratertempli@yahoo.es , siendo el máximo responsable de lo que aquí se dice, Fr.+++ Anselmo de Crespi.











Free counter and web stats








SI TARDA UNOS MOMENTOS EN CARGAR LA SIDEBAR, (PARTE DERECHA), LES PEDIMOS DISCULPAS, PERO SERÁN SOLO UNOS BREVES MOMENTOS LO QUE TARDE.


NADA DE LO QUE APARECE EN FRATERTEMPLI ES MENTIRA

JURO QUE TODOS LOS COMUNICADOS QUE APARECEN EN EL BLOG DE FRATERTEMPLI SON CIERTOS, QUE EN ESTE BLOG NADA ES MENTIRA SALVO LAS BROMAS E INOCENTADAS DEL DÍA DE LOS INOCENTES.

TODO AQUEL QUE POR LOS MOTIVOS QUE FUERAN, SOBRE TODO POR INTERESES ECONÓMICOS PERSONALES, DIGA O PUBLIQUE QUE ALGUNO ES MENTIRA, QUE LO DEMUESTRE Y VAYA A LOS TRIBUNALES DE JUSTICIA. MIENTRAS NO HAGAN ESO, EL RESTO DE DESMENTIDOS POR PARTE DE LOS QUE SE ALIMENTAN DE ESTAFAS Y DE SACAR DINERO A COSTA DE LA ORDEN DEL TEMPLE, NOS DAN IGUAL, PUES POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS, Y FRATERTEMPLI NUNCA HA MENTIDO SABIÉNDOLO QUIEN NOS SIGUE, Y ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A AMENAZAS DE DENUNCIAS QUE NUNCA LLEGAN POR SER SIEMPRE CIERTO LO QUE PUBLICAMOS.

FTAT, NND. Fr. +++Anselmo de Crespi,

que por cierto, y para algún ignorante, es mi nombre iniciático, no es un alias, ni un nick tras el que esconderme, ni por supuesto mi nombre de pila. Y no soy conde, ni marqués, ni tengo ningún título de esos que como en Illescas, (Toledo), compran algunos y que son más falsos que ellos mismos.

miércoles, 3 de julio de 2013

SOBRE FALSOS TÍTULOS NOBILIARIOS

ESTO SALIÓ PUBLICADO EN EL PRIMER TRIMESTRE DEL 2008 POR BOLETÍN
DE LA REAL ACADEMIA MATRITENSE DE HERÁLDICA Y GENEALOGÍA, Y LA SUBIMOS PORQUE "LA COSA" HA SEGUIDO CRECIENDO SIN NINGÚN RESPETO A LA VERDADERA NOBLEZA Y SU SIGNIFICADO REAL.

 ESPERO QUE SAQUEIS VUESTRAS CERTERAS CONCLUSIONES AL RESPECTO.


NND, FTAT, +Anselmo de Crespi









Nuestra Real Academia ha dedicado en varias ocasiones esta nota editorial para salir al paso de una práctica muy extendida en los últimos tiempos que es la de utilizar en 
sociedad o en los medios de comunicación títulos nobiliarios manifiestamente falsos o que fueron concedidos en su día pero no han sido reconocidos como vigentes por la autoridad del Ministerio de Justicia. Esta práctica, aunque no es nueva, ha proliferado en España desde que su tipificación como delito ha desaparecido de nuestro Código Penal.

Sirva como ejemplo la carta del director de nuestro boletín, publicada en el diario ABC el pasado 25 de febrero -que reproducimos más adelante en otra sección de este boletín-, denunciando el uso que determinados individuos hacen de títulos falsos en los medios de comunicación.

Ciertamente, la utilización de este tipo de títulos no oficiales, no constituye el
mismo tipo de falsedad ya que, en muchas ocasiones, en nuestra sociedad, se concede como fórmula de cortesía el uso de una titulación y el tratamiento correspondiente a personas pertenecientes a familias extranjeras, a las que la normativa legal de su país de origen no se las reconoce pero cuya ilustre e incontestable ascendencia les hace acreedoras a este trato. Y así vemos cómo príncipes alemanes o italianos y condes polacos o húngaros, algunos incluso con nacionalidad española, gozan de esta benevolencia en nuestro país, pese a no tener reconocido su uso oficial en él como exige nuestra normativa vigente.

Pero no es este el caso de otras titulaciones que aparecen en nuestros medios de comunicación. Se trata en algunas ocasiones de títulos manifiestamente falsos, que han sido inventados por sus propios usuarios, sin el más mínimo sentido del ridículo, como ponía en evidencia una esquela mortuoria publicada en ABC en las últimas semanas de un falso y pintoresco duque, cuya página en internet invitamos a consultar, pues el difunto no se había parado en barras a la hora de inventar ascendencias, imaginar retratos de antepasados o escudos heráldicos con todo tipo de fantasiosas órdenes. 

Otro caso, igualmente pintoresco, es el de presuntos pretendientes a tronos imaginarios rodeados de una corte repleta de personajes adornados de títulos nobiliarios que sólo existen en la imaginación de quienes los ostentan. Lo peor de todo es lo que ya apuntábamos en un número anterior del Boletín: que, aunque parezca mentira - por lo grotesco - de las imaginarias titulaciones- al fondo de estos asuntos siempre suele haber dinero, pues la ignorancia de las gentes sólo es comparable con su insaciable vanidad.

Sin embargo, hay otra práctica que es mucho más peligrosa y sutil, que es la que llevan a cabo algunos explotadores de estas entelequias pseudo nobiliarias. Se trata de encontrar incautos a los que, a cambio de una gruesa suma de dinero, se les ofrecen títulos otorgados por Monarcas extranjeros, no importa en qué época, para los que, mediante un procedimiento no demasiado dificultoso –que ni siquiera exige la presentación de la correspondiente prueba documental- se obtiene una declaración judicial que les da una cierta apariencia de reconocimiento oficial. Pero esto resulta un evidente fraude, 
puesto que el que así ofrece y cobra sus servicios, sabe muy bien que su patrocinado nunca será considerado titulado por ningún organismo oficial ni por ninguna persona culta, salvo por quienes son tan ignorantes en estas materias como su patrocinado.

En efecto, ya hemos repetido muchas veces en estas páginas que es inmoral e ilícito tramitar el reconocimiento de títulos nobiliarios en instancias judiciales del extranjero, cuyos efectos jurídicos van a ser nulos en nuestro país. En España se encuentran perfectamente regulados, tanto el uso de los títulos del Reino como la autorización para ostentar los títulos extranjeros. En consecuencia, resulta fraudulenta cualquier tentativa de obtener una dignidad nobiliaria en terceros países -fundamentalmente en Italia forzando procedimientos judiciales o administrativos, a sabiendas de que no va a conseguirse el apetecido reconocimiento en nuestra Patria.

Esa es la razón por la que el Boletín número 3 del Colegio Notarial de Madrid, de 16 de junio de 2003, publicaba una instrucción para sus colegiados, recordándoles “que el uso en España de títulos nobiliarios españoles o extranjeros requiere autorización (artículo 17, Real Decreto 27 de mayo de 1912) y que ésta está sujeta al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (artículo 43 del Texto Refundido aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre). En consecuencia, los notarios deberán excusar su intervención cuando no se acredite el cumplimiento de tales requisitos y evitar en todo caso que la actuación notarial pueda contribuir a crear una apariencia engañosa”.

Como ya dijimos en otra nota editorial anterior, sabemos que esta defensa de la verdad no siempre es fácil, pues muchas veces hay que corregir o criticar a personas de buena fe, ganando fama inmerecida de hipercríticos y de puristas, y, otras muchas, hay que enfrentarse con otras personas o entidades, cuya fe no es tan buena, y que no van a estar dispuestas a reconocer las falacias de las que tan buen provecho obtienen.

Ciertamente, nunca son deseables los enfrentamientos ni las polémicas, pero creemos que una actitud melindrosa y falsamente respetuosa no debe apartarnos de nuestro camino en defensa de la verdad y de la ciencia.