BARRA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO DEL TEMPLO DE JERUSALEM.BARRAORDEN DEL TEMPLEBARRA
FRATERTEMPLI - ORDEN DEL TEMPLE, el blog: DOCUMENTO 1 DE DICIEMBRE DE 1312. DEMUESTRA QUE LA AMBICIÓN Y EL DINERO ES LO QUE REALMENTE MOVÍA EL ESPÍRITU DEL CONCILIO DE VIENNE
FRATERTEMPLI, EL BLOG DECANO DE LA ORDEN DEL TEMPLE EN INFORMACIÓN TEMPLARIA Y MEDIEVAL

LA RELIQUIA

LA RELIQUIA
LA CASA FOX, EN PODER DE LA RELIQUIA DESDE EL 191 AL 898 AÑO DEL TEMPLE

“AÑO 191 DEL TEMPLE, (1309), UNOS 40 CABALLEROS TEMPLARIOS PROCEDENTES DE LOS CASTILLOS DE MONZÓN Y CHALAMERA DIRIGIDOS POR SU COMENDADOR FR.++BERENGUER DE BELVIS RESISTEN A DURAS PENAS EN EL CASTILLO DE MONZÓN EL ASEDIO DE LAS TROPAS DE JAIME II DIRIGIDAS POR EL PROCURADOR GENERAL ARTAL DE LUNA. RENDIDO EL CASTILLO, EL COMENDADOR TEMPLARIO HACE ENTREGA DE SU CRUZ PECTORAL AL CONQUISTADOR DE LA FORTALEZA ARTAL DE LUNA, CON LA ÚNICA CONDICIÓN DE QUE NO LA DEJARA CAER EN MALAS MANOS, MANOS SACRÍLEGAS, ES DECIR, EN LAS MANOS DE LA IGLESIA, PARA QUE NO DESAPARECIERA. ARTAL DE LUNA CUMPLE SU PALABRA Y ENTREGA LA CRUZ A LA MADRE DE UN TEMPLARIO, DEFENSOR DEL CASTILLO. LA RELIQUIA LLEGA POR ESTA VÍA A LA TEMPLARIA CASA FOX, QUE LA CUSTODIA HASTA NUESTROS DÍAS. DONDE ESTÉ LA CRUZ ESTÁ LA ORDEN. ASI HA SIDO Y ASI SERÁ, PESE A LOS INTENTOS DE APROPIACIÓN POR PARTE DE ELEMENTOS AJENOS A LA MISMA AUNQUE EN ALGUNOS CASOS VISTIERAN NUESTRO BLANCO MANTO. ROGUEMOS A LA CRUZ PARA QUE CON LOS DELINCUENTES QUE PROTAGONIZARON LOS DESHONROSOS Y DELICTIVOS HECHOS OCURRIDOS EN EL SIGLO XX EN BELVER DE CINCA CON LOS RESTOS DE LOS DEFENSORES DE LOS CASTILLOS DE MONZÓN Y CHALAMERA Y VECINOS TAMBIÉN ALLÍ ABANDONADOS SE HAGA JUSTICIA Y LOS RESTOS DE LOS CABALLEROS TEMPLARIOS Y DE LOS VECINOS PROFANADOS Y EXPOLIADOS JUNTO A ELLOS ABANDONEN EL VERTEDERO Y EL OSARIO PARA QUE, UNA VEZ ENTREGADOS A QUIEN DESDE EL PRIMER MOMENTO DEL EXPOLIO Y LA PROFANACIÓN NO CESA EN ESTA LUCHA DE DAVID CONTRA GOLIATH, RETORNEN DE SU MANO A LA SEPULTURA DIGNA DE LA QUE NO DEBIERON SER PRIVADOS EN DONDE DISPONGA EL HEREDERO DE LA CASA FOX, TEMPLARIO INCANSABLE Y LUCHADOR INAGOTABLE AL QUE TODAS LAS RAMAS DE LA ORDEN Y DEMÁS GENTE DE BIEN DEBIERAMOS AYUDAR EN SU BÚSQUEDA DE JUSTICIA Y REPARACIÓN DE LOS DAÑOS CAUSADOS. ES NUESTRA OBLIGACIÓN."

¿CONTINUAREMOS MIRANDO PARA OTRO LADO MIENTRAS LOS RESTOS DE LOS +HERMANOS SIGUEN EN EL VERTEDERO?

SI QUIERE CONOCER LOS HECHOS, EL LUGAR DONDE SE PROFANARON LAS TUMBAS DE ANTIGUOS CABALLEROS TEMPLARIOS. SABER QUIENES SON LOS PROTAGONISTAS Y CULPABLES DE LA SACRÍLEGA PROFANACIÓN Y POSTERIOR ABANDONO DE LOS RESTOS HUMANOS EN EL VERTEDERO DE BELVER, ENTRE EN EL BLOG DE BELVER DE LOS HORRORES

Burofax enviado por D. Miguel Fox a Fernando Elboj Broto

Burofax enviado por D. Miguel Fox a Fernando Elboj Broto
Belver de los Horrores

UNIDAD DE ACCIÓN

DESDE HOY, 1 DE MARZO DE 2012, EL BLOG DE BELVER DE LOS HORRORES SE UNE AL BLOG DE FRATERTEMPLI, PASANDO A SER PARTE DEL GRUPO FRATERTEMPLI, ORDEN DEL TEMPLE.

CUALQUIERA PUEDE ACCEDER AL MISMO PULSANDO TANTO EN LA RELIQUIA, COMO EN LOS MÚLTIPLES ENLACES QUE EN FRATERTEMPLI HAY PARA ACCEDER A BELVER DE LOS HORRORES.

NO DESCANSAREMOS HASTA QUE SE HAYA HECHO JUSTICIA CON "LOS MUERTOS DEL VERTEDERO Y LA CASA FOX"


NNDNNSNTDG

POR SI HAY ALGÚN DESPISTADO.

Para que si alguien, despistado o intencionado, cree o dice que nos ha escrito no siendo verdad, y aunque desde la creación del blog está en la parte inferior del mismo nuestra dirección de correo electrónico, nuestro email es fratertempli@yahoo.es , siendo el máximo responsable de lo que aquí se dice, Fr.+++ Anselmo de Crespi.











Free counter and web stats








SI TARDA UNOS MOMENTOS EN CARGAR LA SIDEBAR, (PARTE DERECHA), LES PEDIMOS DISCULPAS, PERO SERÁN SOLO UNOS BREVES MOMENTOS LO QUE TARDE.


NADA DE LO QUE APARECE EN FRATERTEMPLI ES MENTIRA

JURO QUE TODOS LOS COMUNICADOS QUE APARECEN EN EL BLOG DE FRATERTEMPLI SON CIERTOS, QUE EN ESTE BLOG NADA ES MENTIRA SALVO LAS BROMAS E INOCENTADAS DEL DÍA DE LOS INOCENTES.

TODO AQUEL QUE POR LOS MOTIVOS QUE FUERAN, SOBRE TODO POR INTERESES ECONÓMICOS PERSONALES, DIGA O PUBLIQUE QUE ALGUNO ES MENTIRA, QUE LO DEMUESTRE Y VAYA A LOS TRIBUNALES DE JUSTICIA. MIENTRAS NO HAGAN ESO, EL RESTO DE DESMENTIDOS POR PARTE DE LOS QUE SE ALIMENTAN DE ESTAFAS Y DE SACAR DINERO A COSTA DE LA ORDEN DEL TEMPLE, NOS DAN IGUAL, PUES POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS, Y FRATERTEMPLI NUNCA HA MENTIDO SABIÉNDOLO QUIEN NOS SIGUE, Y ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A AMENAZAS DE DENUNCIAS QUE NUNCA LLEGAN POR SER SIEMPRE CIERTO LO QUE PUBLICAMOS.

FTAT, NND. Fr. +++Anselmo de Crespi,

que por cierto, y para algún ignorante, es mi nombre iniciático, no es un alias, ni un nick tras el que esconderme, ni por supuesto mi nombre de pila. Y no soy conde, ni marqués, ni tengo ningún título de esos que como en Illescas, (Toledo), compran algunos y que son más falsos que ellos mismos.

viernes, 7 de marzo de 2014

DOCUMENTO 1 DE DICIEMBRE DE 1312. DEMUESTRA QUE LA AMBICIÓN Y EL DINERO ES LO QUE REALMENTE MOVÍA EL ESPÍRITU DEL CONCILIO DE VIENNE

Nuestro Redentor, el Hijo unigénito de Dios, nuestro Señor Jesucristo, tanto amaba a la hija de Sión, la Tierra Santa, que la eligió como su herencia y su patrimonio propio. Por lo tanto, vestido con nuestra carne, la honró con su presencia y la consagró por el derramamiento de su sangre preciosa. Pero llorar y lamentarse amargamente de que tan noble herencia de nuestro redentor haya sido entregada a los extranjeros y abatida por el frenesí del perseguidor de Babilonia, pisoteada por sus pies y contaminada.


Ella es rechazada por la garra de los sarracenos vil sucia, infieles enemigos del nombre cristiano. Ella se ha mantenido ocupada y miserablemente y el pueblo cristiano salvajemente asesinados. Por el insulto del creador, con la indignación y la tristeza de toda la cristiandad, el nombre de Cristo es blasfemado horriblemente por la conducta inmunda y aborrecible del enemigo. Esta región triste llora por lo tanto bajo el látigo y varias veces se lamenta por el vicario de Cristo de la persecución intolerable. Herido por su desgracia, ella suplica a los príncipes cristianos y al pueblo católico. Ella descubre sus heridas a aquellos de quienes se espera el trabajo del curador. Ella exige la liberación de aquellos para cuya salvación el autor de la salvación llevaba dentro de sus fronteras el sufrimiento de la cruz. Todo esto y mucho más, que la mente no puede concebir plenamente ni decir la lengua, se elevó a nuestro corazón, y nuestra mente despertó tan pronto como fueron llamados por la gracia divina, aunque indigno, a la cumbre de la dignidad apostólica. Nos miró con ternura en el estado triste de la Tierra santa y nos dedicamos a pensar en los recursos por el cual, con la ayuda del cielo, que la tierra, libre de las manos criminales del enemigo, puede ser que vea, después de la oscuridad de las tribulaciones de tantos, el veces brillante de paz anhelada.



Por esta y otras obras santas aceptable para Dios, para ser presentados por su omnipotencia, que convocó un concilio general en la ciudad de Vienne. Entonces, junto con nuestros hermanos los cardenales de la Santa Iglesia Romana, los patriarcas, arzobispos, obispos y otros prelados y nuestros amados hijos en Cristo los reyes Felipe ilustre de los francos y Luis de Navarra, que estuvieron presentes en el consejo, como también otros hombres eminentes y los procuradores de los prelados restantes ausentes y de los capítulos, conventos, iglesias y monasterios, reunidos en el consejo, que celebraron un debate de largo, completo y cuidadoso de llevar ayuda a Tierra Santa. Por fin se ha resuelto, con la aprobación del consejo, para socorrer a la Tierra Santa por una cruzada general. Con la intención de usar nuestro poder apostólico celoso en este sentido, y teniendo debidamente ponderados todo lo que hemos dicho, juzgados, con la aprobación del consejo sagrado, que el diezmo debe ser impuesto por nuestra autoridad apostólica en todas las rentas eclesiásticas y los ingresos en todo el mundo . Sólo las personas y lugares que pertenecen al Hospital de San Juan de Jerusalén y las órdenes militares de otros iban a quedar exentos. El diezmo sería a cobrar y a pagar durante seis años a contar a partir del 1 de enero pasado, en cuotas fijas, ya que debemos encontrar lo mejor, y que sea dirigido a ayudar a la Tierra Santa para oponerse a los infieles y a los enemigos de la fe católica. 


Pero en realidad se refleja en los últimos tiempos que nuestras cartas sobre la imposición, recaudación y pago de los diezmos no se hubiera alcanzado por lo de enero, ni podría hacerlo en un corto período de tiempo, debido a la gran distancia de las partes de la curia romana . Deseando, pues, consultar a su gusto y conveniencia, hemos decretado seis años que comenzarán en su región en el próximo octubre. Por lo tanto, pregunto, amonesto y exhorto encarecidamente que, también mando estrictamente por ordenanza apostólica en virtud de la obediencia, a pagar sin dificultad el diezmo durante seis años a partir de octubre. El diezmo debe ser pagado en la forma habitual, es decir, para el primer semestre del primer año el 1 de octubre próximo, y para la segunda mitad de abril I inmediatamente después, y en la misma forma que para cada uno de los cinco años restantes. Cada uno pagará la totalidad de sus rentas eclesiásticas y los ingresos. Si no paga el diezmo en los plazos anteriormente, cada uno de ustedes tiene como consecuencia necesaria las situaciones pronunciadas por falta de pago por usted o por las personas adecuadas y de confianza delegadas para recoger el diezmo de vuestras ciudades y diócesis.


Además, se debe recoger el diezmo de nuestros amados hijos, los abades, priores, decanos, arcedianos, prebostes, arciprestes y otros prelados de las iglesias, los capítulos, los colegios y conventos de la orden cisterciense, cluniacenses, premonstratenses, de san Benito y san Agustín, de los Cartujos, Grandmontines y otras órdenes, y otros no exentos eclesiásticos seculares y regulares, en vuestras ciudades y diócesis, es decir, cada uno de ustedes en cada ciudad y la diócesis. Los priores, preceptores, maestros y otras personas y los lugares del Hospital de San Juan de Jerusalén y de las órdenes militares de otro tipo deberán ser las únicas excepciones hechas. El diezmo se debe cobrar por usted o por otras personas idóneas y de confianza delegada por usted para este servicio en cada una de vuestras ciudades y diócesis. Es del todo nuestra voluntad y mandamos que debe delegar esas personas. Te encomendamos a ellos y les mando este documento para reclamar y cobrar en su totalidad por nuestra autoridad, en cada una de las ciudades y diócesis en el que se delegan, de nuestros amados hijos los abades, priores, los decanos, rectores, arcedianos, arciprestes y otros prelados de las iglesias y los colegios capítulos exentos, y los conventos de las órdenes antes mencionadas, en vuestras ciudades y diócesis. Sólo los priores, preceptores, maestros, personas y lugares del Hospital de San Juan de Jerusalén y de dicho otras órdenes militares deben ser exceptuados.


El diezmo debe ser solicitado y recogido en su totalidad de las rentas eclesiásticas y los ingresos, por nuestra autoridad, en la forma habitual de acuerdo con los años y los períodos antes mencionados. Los delegados son para recoger tanto de la exención y la no exención: cada uno debe entregar y asignar para cada período a la persona que entre ustedes hubieren delegado, sin demora, o tan pronto como fuere convenientemente. Usted debe obligarlos por la censura eclesiástica, sin ningún tipo de recurso, para dar cuenta de la suma reclamada, y recogida de las personas mencionadas no exentas, así como a entregar y asignar el diezmo que se exige y se recoge tanto de la exención y la no-exentos. Los instrumentos públicos deben ser elaborados y otras debidas precauciones adoptadas en relación con la entrega y asignación de los diezmos. De esta manera, cuando sea necesario, se puede establecer cuánto, de quién, cuándo y por cuánto tiempo los delegados recibieron el dinero y cuánto, cuándo y durante qué período se entregó y le asignó a cada uno de ustedes.


El dinero que ha sido debidamente solicitado y recogido por usted y sus delegados de las personas exentas y no exentas, y se le ha entregado , incluida la que ha sido solicitada y recogida por sus delegados de dichas personas exentas, como se mencionó anteriormente , y también el dinero que se pagará a partir de sus ingresos propios y los ingresos, se va a guardar por cada uno de ustedes, junto con su cabildo de la catedral, debajo de la iglesia e incluso en otros lugares, como mejor le parezca, en un poco más cada vez y seguro su lugar. Aquí, a su cargo y que de este capítulo, sea vigilado cuidadosamente y con fidelidad, para ser consignado por cada uno de ustedes a nuestros delegados, tanto y cuando parezcan buenas para nosotros, para el negocio de la Tierra Santa y el servicio de la fe.


Con el fin de que puedan con mayor facilidad y eficacia recoger este diezmo, le concedemos por este poder el documento completo y sin restricciones a cada uno de ustedes para limitar por la censura eclesiástica directamente o a través de sus delegados, haciendo abstracción de cualquier recurso, los abades, priores, los decanos, rectores y otras personas antes mencionados no exentos, en vuestras ciudades y diócesis. Nosotros otorgamos el mismo poder de sus delegados, en cada ciudad o diócesis para la que han sido delegadas, en lo que respecta a los abades, priores, los decanos, rectores y otras personas exentas antes mencionados. Este poder también se puede utilizar para restringir los opositores y los rebeldes. Además, otorgar un poder pleno y sin restricciones para absolver en vuestras ciudades y diócesis, después de que el pago haya sido hecho, las personas mencionadas no exentos, y sus delegados con respecto a las mencionadas personas exentas que, debido a la falta de pago de la diezmo a su debido tiempo, están sujetos a las penas de excomunión, suspensión o entredicho, también prescindir de la irregularidad contratados por celebrar el culto divino, o tomar parte en ella estando afectado por una o varias de las frases anteriores. Con el fin de que usted y sus delegados pueden tener una recompensa por los trabajos realizados, como dicto en las cosas de arriba en la remisión de sus pecados.


El diezmo se debe pagar incluso si la Sede Apostólica ha concedido un indulto a usted o a algunos de ustedes, ni a los abades, priores y las demás personas mencionadas exentos o no exentos, o para cualquier otra persona, que no están obligados y obligadas a pagar, o que no se pueden poner en entredicho, la suspensión o excomunión por cartas apostólicas que no hayan hecho mención plena y expresa de este indulto y su palabra por palabra de los nombres de sus pedidos, localidades y personas. Lo mismo se aplica a los privilegios, las indulgencias, las exenciones y las cartas apostólicas que hayan sido concedidas con carácter general o especial en cualquier forma de palabras por la Sede Apostólica, dijo a ninguna dignidad, órdenes, lugares o personas, y de la que el tenedor y su conjunto, deberá incluir realizados en nuestra palabra por palabra las letras, mención especial, plena y expresa. Considere, además, que en estos derechos que se dedican a negocios de Dios, y que están actuando a la vista de aquel que lo ve todo. Por lo tanto, estarán obligados a rendir cuentas a él y a nosotros, que tenemos la intención de utilizar toda la diligencia en esta materia. Usted recibirá la debida recompensa de él y nosotros. Por lo tanto, debe actuar con prudencia y con cuidado, no sólo para evitar el peligro de la pena y la confusión, sino también para ganar la gloria de la alabanza y la recompensa bien merecida.


Es nuestro deseo también que cada uno de ustedes obliguen a las personas delegadas por usted para recoger el diezmo, a jurar que van a ser diligentes y cuidadosos en su trabajo y utilizar la siguiente fórmula:... "Yo juro por usted, señor.. ., que soy delegado por la autoridad de la Sede Apostólica y por lo mismo me veo obligado a reclamar, cobrar y percibir el diezmo de todas las rentas eclesiásticas y los ingresos de todas las personas eclesiásticas exentos y no exentos en su ciudad y la diócesis, que cumpla fielmente la demanda, cobrar, recibir y guardar ese diezmo que ha sido impuesta por la Sede Apostólica para el negocio de la Tierra Santa y de la fe católica. Sólo los priores, los maestros tutores y otras personas y lugares del Hospital de San Juan de Jerusalén y de las órdenes militares de otros están exceptuados. No voy a ceder en esto a cualquier persona, de cualquier dignidad, estado o condición, ya sea de súplica, el miedo, la gratitud, a favor o cualquier otra causa. voy a restaurar y entregar el diezmo íntegro a usted en su solicitud. en una cuenta final e integral sobre todo en detalle, a saber, que con respecto a lo que han afirmado, recopilados y recibidos por personas no exentas, y el delegado o delegados de la Santa Sede respecto de las personas exentas. Si usted coloca su esmero en este asunto, voy a hacer lo mismo de acuerdo a las órdenes de su sucesor. Así que Dios me ayude con los santos evangelios de Dios. "


Dado en Aviñón el 1 de diciembre en el octavo año