BARRA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO DEL TEMPLO DE JERUSALEM.BARRAORDEN DEL TEMPLEBARRA
FRATERTEMPLI - ORDEN DEL TEMPLE, el blog: BULA VOX IN EXCELSO. CLEMENTE V. 22 DE MARZO DE 1312
FRATERTEMPLI, EL BLOG DECANO DE LA ORDEN DEL TEMPLE EN INFORMACIÓN TEMPLARIA Y MEDIEVAL

LA RELIQUIA

LA RELIQUIA
LA CASA FOX, EN PODER DE LA RELIQUIA DESDE EL 191 AL 898 AÑO DEL TEMPLE

“AÑO 191 DEL TEMPLE, (1309), UNOS 40 CABALLEROS TEMPLARIOS PROCEDENTES DE LOS CASTILLOS DE MONZÓN Y CHALAMERA DIRIGIDOS POR SU COMENDADOR FR.++BERENGUER DE BELVIS RESISTEN A DURAS PENAS EN EL CASTILLO DE MONZÓN EL ASEDIO DE LAS TROPAS DE JAIME II DIRIGIDAS POR EL PROCURADOR GENERAL ARTAL DE LUNA. RENDIDO EL CASTILLO, EL COMENDADOR TEMPLARIO HACE ENTREGA DE SU CRUZ PECTORAL AL CONQUISTADOR DE LA FORTALEZA ARTAL DE LUNA, CON LA ÚNICA CONDICIÓN DE QUE NO LA DEJARA CAER EN MALAS MANOS, MANOS SACRÍLEGAS, ES DECIR, EN LAS MANOS DE LA IGLESIA, PARA QUE NO DESAPARECIERA. ARTAL DE LUNA CUMPLE SU PALABRA Y ENTREGA LA CRUZ A LA MADRE DE UN TEMPLARIO, DEFENSOR DEL CASTILLO. LA RELIQUIA LLEGA POR ESTA VÍA A LA TEMPLARIA CASA FOX, QUE LA CUSTODIA HASTA NUESTROS DÍAS. DONDE ESTÉ LA CRUZ ESTÁ LA ORDEN. ASI HA SIDO Y ASI SERÁ, PESE A LOS INTENTOS DE APROPIACIÓN POR PARTE DE ELEMENTOS AJENOS A LA MISMA AUNQUE EN ALGUNOS CASOS VISTIERAN NUESTRO BLANCO MANTO. ROGUEMOS A LA CRUZ PARA QUE CON LOS DELINCUENTES QUE PROTAGONIZARON LOS DESHONROSOS Y DELICTIVOS HECHOS OCURRIDOS EN EL SIGLO XX EN BELVER DE CINCA CON LOS RESTOS DE LOS DEFENSORES DE LOS CASTILLOS DE MONZÓN Y CHALAMERA Y VECINOS TAMBIÉN ALLÍ ABANDONADOS SE HAGA JUSTICIA Y LOS RESTOS DE LOS CABALLEROS TEMPLARIOS Y DE LOS VECINOS PROFANADOS Y EXPOLIADOS JUNTO A ELLOS ABANDONEN EL VERTEDERO Y EL OSARIO PARA QUE, UNA VEZ ENTREGADOS A QUIEN DESDE EL PRIMER MOMENTO DEL EXPOLIO Y LA PROFANACIÓN NO CESA EN ESTA LUCHA DE DAVID CONTRA GOLIATH, RETORNEN DE SU MANO A LA SEPULTURA DIGNA DE LA QUE NO DEBIERON SER PRIVADOS EN DONDE DISPONGA EL HEREDERO DE LA CASA FOX, TEMPLARIO INCANSABLE Y LUCHADOR INAGOTABLE AL QUE TODAS LAS RAMAS DE LA ORDEN Y DEMÁS GENTE DE BIEN DEBIERAMOS AYUDAR EN SU BÚSQUEDA DE JUSTICIA Y REPARACIÓN DE LOS DAÑOS CAUSADOS. ES NUESTRA OBLIGACIÓN."

¿CONTINUAREMOS MIRANDO PARA OTRO LADO MIENTRAS LOS RESTOS DE LOS +HERMANOS SIGUEN EN EL VERTEDERO?

SI QUIERE CONOCER LOS HECHOS, EL LUGAR DONDE SE PROFANARON LAS TUMBAS DE ANTIGUOS CABALLEROS TEMPLARIOS. SABER QUIENES SON LOS PROTAGONISTAS Y CULPABLES DE LA SACRÍLEGA PROFANACIÓN Y POSTERIOR ABANDONO DE LOS RESTOS HUMANOS EN EL VERTEDERO DE BELVER, ENTRE EN EL BLOG DE BELVER DE LOS HORRORES

Burofax enviado por D. Miguel Fox a Fernando Elboj Broto

Burofax enviado por D. Miguel Fox a Fernando Elboj Broto
Belver de los Horrores

UNIDAD DE ACCIÓN

DESDE HOY, 1 DE MARZO DE 2012, EL BLOG DE BELVER DE LOS HORRORES SE UNE AL BLOG DE FRATERTEMPLI, PASANDO A SER PARTE DEL GRUPO FRATERTEMPLI, ORDEN DEL TEMPLE.

CUALQUIERA PUEDE ACCEDER AL MISMO PULSANDO TANTO EN LA RELIQUIA, COMO EN LOS MÚLTIPLES ENLACES QUE EN FRATERTEMPLI HAY PARA ACCEDER A BELVER DE LOS HORRORES.

NO DESCANSAREMOS HASTA QUE SE HAYA HECHO JUSTICIA CON "LOS MUERTOS DEL VERTEDERO Y LA CASA FOX"


NNDNNSNTDG

POR SI HAY ALGÚN DESPISTADO.

Para que si alguien, despistado o intencionado, cree o dice que nos ha escrito no siendo verdad, y aunque desde la creación del blog está en la parte inferior del mismo nuestra dirección de correo electrónico, nuestro email es fratertempli@yahoo.es , siendo el máximo responsable de lo que aquí se dice, Fr.+++ Anselmo de Crespi.











Free counter and web stats








SI TARDA UNOS MOMENTOS EN CARGAR LA SIDEBAR, (PARTE DERECHA), LES PEDIMOS DISCULPAS, PERO SERÁN SOLO UNOS BREVES MOMENTOS LO QUE TARDE.


NADA DE LO QUE APARECE EN FRATERTEMPLI ES MENTIRA

JURO QUE TODOS LOS COMUNICADOS QUE APARECEN EN EL BLOG DE FRATERTEMPLI SON CIERTOS, QUE EN ESTE BLOG NADA ES MENTIRA SALVO LAS BROMAS E INOCENTADAS DEL DÍA DE LOS INOCENTES.

TODO AQUEL QUE POR LOS MOTIVOS QUE FUERAN, SOBRE TODO POR INTERESES ECONÓMICOS PERSONALES, DIGA O PUBLIQUE QUE ALGUNO ES MENTIRA, QUE LO DEMUESTRE Y VAYA A LOS TRIBUNALES DE JUSTICIA. MIENTRAS NO HAGAN ESO, EL RESTO DE DESMENTIDOS POR PARTE DE LOS QUE SE ALIMENTAN DE ESTAFAS Y DE SACAR DINERO A COSTA DE LA ORDEN DEL TEMPLE, NOS DAN IGUAL, PUES POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS, Y FRATERTEMPLI NUNCA HA MENTIDO SABIÉNDOLO QUIEN NOS SIGUE, Y ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A AMENAZAS DE DENUNCIAS QUE NUNCA LLEGAN POR SER SIEMPRE CIERTO LO QUE PUBLICAMOS.

FTAT, NND. Fr. +++Anselmo de Crespi,

que por cierto, y para algún ignorante, es mi nombre iniciático, no es un alias, ni un nick tras el que esconderme, ni por supuesto mi nombre de pila. Y no soy conde, ni marqués, ni tengo ningún título de esos que como en Illescas, (Toledo), compran algunos y que son más falsos que ellos mismos.

lunes, 3 de marzo de 2014

BULA VOX IN EXCELSO. CLEMENTE V. 22 DE MARZO DE 1312


Clemente, obispo, siervo de los siervos de Dios, para perpetua memoria. Una voz se escuchó desde lo alto, de lamento y llanto amargo, por el momento está llegando, de hecho ha venido, cuando el Señor se queja a través de su profeta: Esta casa ha despertado mi enojo y la ira, de modo que lo voy a quitar de mi la vista a causa de la maldad de sus hijos, porque ellos me han provocado a la ira dando la espalda a mí, no sus rostros, y la creación de sus ídolos en la casa en la que se invoca mi nombre, contaminándola. Ellos han construido los lugares altos de Baal para consagrar a sus hijos a los ídolos y demonios. Ellos han pecado profundamente como en los días de Gabaa. Cuando me enteré de tales actos de horror, en el temor del escándalo conocido como - por lo que ha oído hablar de tal infamia? que alguna vez vio el estilo? - Me caí en la audiencia, me quedó consternado al ver que ella, mi corazón se amarga y la oscuridad me abrumó. Oye, una voz de la gente de la ciudad! una voz desde el templo! la voz del Señor que da el pago a sus enemigos. El profeta se ve obligado a exclamar: Dales, Señor, un vientre estéril y pechos secos. Su falta de valor ha sido revelado por su malicia. Tire hacia fuera de su casa, y dejar que sus raíces se secan, no se les dé sus frutos, y no dejes que esta casa sea más un obstáculo de amargura o una espina que duele.


No ligera es la fornicación de esta casa, inmolando a sus hijos, dándoles y consagrar a los demonios y no a Dios, a los dioses a los que no lo sabía. Por tanto, esta casa será desolada y en desgracia, maldijo y deshabitada, cayó en la confusión y nivelada para el polvo, humilde, abandonado, inaccesible, desdeñado por la ira del Señor, a quien ha despreciado, que no se vivía en pero redujo a un desierto. Que todos se admiraban de él y silbará sobre todas sus heridas. Porque el Señor no eligió la gente en cuenta el lugar, pero el lugar a causa de la gente. Por lo tanto el mismo lugar del templo se hizo para compartir en el castigo de las personas, como el Señor proclamó abiertamente a Salomón cuando se construyó el templo para él, a Salomón, que estaba lleno de sabiduría como un río: Pero si tus hijos se desvían de mí no, seguir y honrar mí, pero en lugar de ir tras dioses ajenos y les rendían culto, pues también se la cortó delante de mí y expulsarlos de la tierra que he dado a ellos, y el templo que he consagrado a mi nombre Voy a echar fuera de mi vista, y se convertirá en una burla y escarnio entre todos los pueblos. Todo el mundo pasa por ella se asombrará y silbará se, y digan, "¿Por qué ha hecho el Señor por lo tanto a este templo ya esta casa?" Y ellos dirán: "Por cuanto dejaron a Jehová su Dios, que compró y los redimió, y siguió a los dioses en lugar Baal y otros, adorando y sirviendo a ellos lo tanto, el Señor ha traído todo este mal sobre ellos."


De hecho hace un rato, sobre el momento de nuestra elección como Sumo Pontífice antes de venir a Lyon para nuestra coronación, y después, tanto allí como en otros lugares, hemos recibido insinuaciones secretas contra el capitán, preceptores y otros hermanos de la orden de los Caballeros Templarios de Jerusalén y también contra la propia solicitud. Estos hombres habían sido escritos en las tierras de ultramar para la defensa del patrimonio de nuestro señor Jesucristo, y como guerreros especial de la fe católica y los defensores de los pendientes de la Tierra Santa parecía llevar la carga, dijo el jefe de la Tierra Santa. Por esta razón la Santa Iglesia Romana honor a estos hermanos y el orden con su apoyo especial, armados con el signo de la cruz contra los enemigos de Cristo, les pagó el mayor tributo de su respeto y el fortalecimiento de ellas con varias exenciones y privilegios, y que experiencia de muchas maneras y diferentes su ayuda y la de todos los fieles cristianos con regalos repetidos de la propiedad. Por lo tanto, estaba en contra del señor Jesús Cristo, que cayeron en el pecado de la apostasía impío, el abominable vicio de la idolatría, el crimen mortal de los sodomitas, y varias herejías. Sin embargo, no era de esperar, ni parecía creíble que los hombres tan devoto, que estaban pendientes a menudo hasta el derramamiento de su sangre por Cristo y fueron vistos en varias ocasiones para exponer sus personas al peligro de muerte, que incluso con mayor frecuencia dio grandes señales de su devoción, tanto en el culto divino y en las celebraciones en ayunas y otras, deben ser tan atento a su salvación como para cometer esos delitos. El orden, por otra parte, tuvo un comienzo bueno y santo, sino que obtuvo la aprobación de la Sede Apostólica. La norma, que es santo, justo y razonable, había merecido la sanción de esta sede. Por todas estas razones por las que no estaban dispuestos a prestar nuestros oídos a la insinuación y la acusación contra los templarios, que había sido enseñado por nuestro Señor el ejemplo y las palabras de las Escrituras canónicas.


Luego vino la intervención de nuestro querido hijo en Cristo, Felipe, el ilustre rey de Francia. Los mismos delitos se había informado a él. No era movido por la codicia. No tenía intención de reclamar para sí mismo o apropiarse de cualquier cosa, desde la propiedad de los templarios, sino en su propio reino, abandonó dicha reclamación y, posteriormente, liberado por completo su dominio sobre sus bienes. Él estaba en el fuego de celo por la fe ortodoxa, siguiendo los pasos bien marcados de sus antepasados. Obtuvo mayor cantidad de información que podía legalmente. Luego, con el fin de darnos más luz sobre el tema, nos envió información muy valiosa a través de sus enviados y cartas. El escándalo contra los templarios sí mismos y su orden en referencia a los crímenes ya se ha mencionado aumento. Hubo incluso uno de los caballeros, un hombre de sangre noble y de no pequeña reputación en el orden, que testificó en secreto bajo juramento en nuestra presencia, que en su recepción el caballero que lo recibió le sugirió que negar a Cristo, lo que hizo, en la presencia de ciertos otros caballeros del Temple, que, además, escupió en la cruz que se le hicieron por este caballero que lo recibió. También dijo que había visto el gran maestro, que todavía está vivo, recibe un cierto caballero en un capítulo de la orden celebrado en el extranjero. La recepción tuvo lugar en la misma forma, es decir, con la negación de Cristo y el escupir en la cruz, con bastante doscientos hermanos de la presente orden que es. El testigo también afirmó que había oído decir que esta era la forma usual de la recepción de nuevos miembros: a sugerencia de la persona que recibe la profesión o su delegado, la profesión persona que negó a Jesús Cristo, y en el abuso de Cristo crucificado, escupido la cruz que se le hicieron, y los dos cometidos actos ilícitos contrarios a la moral cristiana, que el mismo testigo luego confesó en nuestra presencia.


Fuimos obligados por nuestra oficina para prestar atención a la din de tan graves y reiteradas acusaciones. Cuando por fin llegó un tono general y llorar con las denuncias clamorosas de dicho rey y de los duques, condes, barones, nobles, otros clérigos, y la gente del reino de Francia, que nos llegan ya sea directamente oa través de agentes y funcionarios, que escuchar un cuento triste: que el capitán, preceptores y otros hermanos de la orden, así como la propia orden habían participado en estos y otros delitos. Esto parecía ser probado por muchas confesiones, testimonios y declaraciones de los maestros, de los visitantes de Francia, y muchos de los preceptores y los hermanos de la orden, en presencia de muchos prelados y el inquisidor de la herejía. Estas declaraciones fueron hechas en el reino de Francia, con nuestra autorización, editado como documentos públicos y se muestra a nosotros ya nuestros hermanos. Además, el rumor y el clamor se había vuelto a la insistencia de tal manera que la hostilidad en contra de ambos el mismo orden y los miembros individuales de la misma no puede ser ignorada sin grave escándalo ni será tolerado sin peligro inminente para la fe. Ya que aunque indigno, representar a Cristo en la tierra, consideramos que debemos, siguiendo sus pasos, para realizar una investigación.


Hemos llamado a nuestra presencia en muchos de los preceptores, sacerdotes, caballeros y otros hermanos de la orden de que no tenían la reputación de pequeños. Ellos tomaron un juramento, que se conjuró con urgencia por el Padre, Hijo y Espíritu Santo, que exigió, en virtud de santa obediencia, invocando la sentencia divina con la amenaza de una maldición eterna, que decir la verdad pura y simple. Nos señalaron que se encontraban ahora en un lugar seguro y adecuado donde no tenían nada que temer, a pesar de las confesiones que habían hecho antes que otros. Deseamos las confesiones sin perjuicio para ellos. De esta manera hicimos nuestro interrogatorio y examen hasta setenta y dos, muchos de nuestros hermanos que se presente y seguir el proceso con atención. Teníamos las confesiones tomadas por notario y se registrará como documentos auténticos en nuestra presencia y la de nuestros hermanos. Después de algunos días que había leído en estas confesiones consistorio en presencia de los caballeros que se trate. Cada uno se leyó una versión en su propia lengua, su estado actual por sus confesiones, expresa y espontánea de aprobarlos como se les había leído.


Después de esto, con la intención de hacer una investigación personal con el gran maestro, el visitante de Francia y los preceptores principal de la orden, que ordenó que el gran maestro, el visitante de Francia y el jefe de preceptores de ultramar, Normandía, Aquitania y Poitou se que se nos presentan cuando estábamos en Poitiers. Algunos de ellos, sin embargo, estaban mal en el momento y no podía montar a caballo ni convenientemente ser de nuestra presencia. Hemos querido conocer la verdad de todo el asunto y si sus confesiones y testimonios, que se dice que se han hecho en presencia del inquisidor de la herejía en el reino de Francia y fue testigo de algunos notarios públicos y otros muchos hombres buenos, y que se hayan producido en público y se muestra a nosotros ya nuestros hermanos por el inquisidor, era verdad. Estamos capacitados y mandó a nuestros amados hijos Berengario, el cardenal, a continuación, con el título de Nereo y Aquileo, ahora obispo de Frascati, y Stephen, sacerdote cardenal con el título de Ciriaco santo en los baños, y Landulfo, cardenal diácono con el título de santo Angelo, en cuya prudencia, la experiencia y la lealtad que tenemos la mayor confianza, para hacer una investigación cuidadosa con el gran maestro visitante, y preceptores, en relación con la verdad de las acusaciones contra ellos y las personas individuales de la orden y en contra de la propia solicitud.

Si no había pruebas, que iba a ser presentada a nosotros, las confesiones y declaraciones fueran tomadas por escrito por un notario público y que se nos presentan. Los cardenales fueron a conceder la absolución de la pena de excomunión, de acuerdo a la forma de la iglesia, al capitán, los visitantes y preceptores - una pena incurrirá si las acusaciones eran ciertas - siempre y cuando el acusado la absolución humilde y devotamente solicitada, ya que debemos hacer.


Los cardenales fue a ver al gran maestro, el visitante y preceptores del personal y explicó el motivo de su visita. Dado que estos hombres y otros residentes templarios en el reino de Francia había sido entregado a nosotros porque ellos libremente y sin temor que de cualquier persona revelar la verdad con sinceridad a los cardenales, los cardenales por nuestra autoridad apostólica ordenado en ellos este deber de decir la verdad . El maestro, el visitante y los preceptores de Normandía, Ultramar, Aquitania y Poitou, en presencia de los tres cardenales, cuatro notarios y muchos otros hombres de buena reputación, tomó el juramento sobre los Santos Evangelios que diría la verdad, claramente y completamente. Que depuso a uno por uno, en presencia de los cardenales, libre y espontáneamente, sin ningún tipo de coacción o miedo.


Ellos confesaron entre otras cosas que se había negado a Cristo y le escupió en la cruz a su recepción en la orden del Temple. Algunos de ellos añadió que ellos mismos habían recibido muchos hermanos con el mismo rito, es decir, con la negación de Cristo y el escupir en la cruz. Hubo incluso algunos que confesaron algunos otros crímenes horribles y actos inmorales, no decimos nada más de estos en la actualidad. Los caballeros también confesó que el contenido de sus confesiones y declaraciones hechas hace un rato antes de que el inquisidor era cierto. Estas confesiones y declaraciones del gran maestro visitante, y preceptores se ha editado como un documento público por cuatro notarios, el capitán y los otros son los hombres presentes y también algunos de buena reputación. Después de algunos días, las confesiones fueron leídas al acusado por orden y en presencia de los cardenales, cada caballero recibió una cuenta en su propio idioma. Ellos persistieron en sus confesiones y las aprobó de forma expresa y de forma espontánea, ya que había sido leído a ellos. Después de estas confesiones y testimonios, que pidió la absolución de los cardenales de la excomunión efectuados por los delitos arriba; humilde y devotamente, de rodillas, con las manos juntas, hicieron su petición con muchas lágrimas. Desde la iglesia nunca cierra su corazón al pecador que vuelve, los cardenales concedió la absolución por nuestra autoridad en la forma habitual de la iglesia para el maestro, los visitantes y preceptores en la abjuración de su herejía. A su regreso a nuestra presencia, los cardenales que se nos presentan las confesiones y declaraciones de los maestros, los visitantes y preceptores en la forma de un documento público, como se ha dicho. También nos dieron un informe sobre sus tratos con estos caballeros.


A partir de estas confesiones, declaraciones y el informe nos encontramos con que el capitán, el visitante y los preceptores de ultramar, Normandía, Aquitania y Poitou-a menudo han cometido delitos graves, aunque algunos se han equivocado con menos frecuencia que otros. Consideramos que tales crímenes horribles y no pueden ni deben quedar impunes sin insulto a Dios Todopoderoso ya todos los católicos. Nos decidimos por el consejo de nuestros hermanos para realizar una investigación sobre los crímenes anteriores y transgresiones. Esto se llevaría a cabo a través de los Ordinarios locales y otros sabios, de confianza delegada por nosotros en el caso de los miembros de la orden, ya través de ciertas personas prudente de nuestra elección en cuenta en el caso de la orden en su conjunto. Después de esto, las investigaciones se realizaron tanto por los ordinarios y por nuestros delegados sobre las denuncias contra los miembros individuales, y por los inquisidores nombrados por nosotros en aquellos en contra de la propia orden, en todas partes del mundo donde los hermanos de la orden por lo general han vivido . Una vez realizado y enviado a nosotros para su examen, estas investigaciones fueron muy cuidadosamente leído y examinado, algunos de nosotros y nuestros hermanos, los cardenales de la santa Iglesia romana otros muchos por muy sabio, prudente, confiable y hombres temerosos de Dios, celoso y así capacitados, algunos prelados ser y otros no en la fe católica. Esto tuvo lugar en Malaucene en la diócesis de Vaison.


Más adelante llegamos a Viena, donde había montado ya muchos patriarcas, arzobispos, obispos seleccionado, abades exentos y no exentos, otros prelados de las iglesias, y los fiscales de los prelados ausentes y de los capítulos, todos los presentes por el consejo que había convocado. En la primera sesión les explicamos nuestras razones para llamar al consejo. Después de esto, porque era difícil de hecho casi imposible, por los cardenales y los prelados y los fiscales se reunieron en el Consejo a reunirse en nuestra presencia para discutir cómo proceder en el asunto de los templarios, que dio la orden de la siguiente manera. Algunos patriarcas, arzobispos, obispos, abades exentos y no exentos, otros prelados de las iglesias, y los fiscales de todas las partes de la cristiandad, de todas las naciones del lenguaje y de la región, se eligieron concordante de todos los prelados y los fiscales en el consejo. La elección fue hecha de los que están considerados como uno de los más hábil, discreto y apto para la consulta sobre un asunto tan importante y para discutir con nosotros y los cardenales mencionados. Después de esto tuvimos las certificaciones recibidas durante la investigación leído públicamente en presencia de los prelados y los fiscales. Esta lectura fue durante varios días, durante el tiempo que desean escuchar, en el lugar asignado para el consejo, a saber, la iglesia catedral. Después de dicho certificados y los resúmenes de los hechos de ellos fueron considerados y se examina, no de una manera superficial, pero con mucho cuidado, por muchos de nuestros venerables hermanos, por el patriarca de Aquileia, los arzobispos y obispos de lo sagrado consejo presentes, que fueron especialmente elegido y delegado para este fin, y por aquellos a quienes todo el Consejo había elegido con mucho cuidado y seriedad.


Estamos convocados por lo que el dijo cardenales, patriarcas, arzobispos y obispos, los abades exentos y no exentos, y los otros prelados y fiscales elegidos por el Consejo para considerar este asunto, y les pedimos, en el curso de una consulta secreta en nuestro presencia, ¿cómo debemos proceder, teniendo especialmente en cuenta el hecho de que algunos templarios se presentaban en la defensa de su orden. La mayor parte de los cardenales y casi todo el Consejo, es decir, aquellos que fueron elegidos por el consejo general y se representan a todo el Consejo sobre esta cuestión, en definitiva, la gran mayoría, de hecho las cuatro quintas partes entre todas las partes nación tomando, estaban firmemente convencido, y el citado prelados y procuradores avisados ​​de esta posibilidad, que la orden se debe dar la oportunidad de defenderse y que no podía ser condenado, sobre la base de las pruebas aportadas hasta el momento, por las herejías que habían sido objeto de la investigación, sin ofender a Dios y la injusticia.


Algunos otros, por el contrario, dijo que los hermanos no se debe permitir hacer una defensa de su orden y que no hay que dar permiso para ese tipo de defensa, ya que si la defensa se les da o no habría peligro para la solución del asunto y sin perjuicio de pequeños a los intereses de la Tierra Santa. No habría diferencia, la demora y de aplazar una decisión, muchas diferentes razones se han mencionado. De hecho, aunque un proceso legal contra el auto hasta el momento no permite su condena canónica como herético por la sentencia definitiva, el buen nombre de la orden ha sido en gran parte llevado por las herejías que se le atribuyen. Por otra parte, un número casi indefinido de miembros individuales, entre los cuales hay el gran maestro del visitante de Francia y el jefe de preceptores, han sido declarados culpables de tales herejías, errores y crímenes a través de sus confesiones espontáneas. Estas confesiones hacer que la orden muy sospechoso, y la infamia de la sospecha y hacerla odiosa a la Iglesia santa de Dios, a sus prelados, a los reyes y otros gobernantes, y los católicos en general. También se cree que con toda probabilidad, a partir de ahora habrá encontrado ninguna buena persona que desea entrar en el orden, y así se hizo inútil la iglesia de Dios y el ejercicio de la empresa a la Tierra Santa, para que el servicio de caballeros habían sido destinados.


Por otra parte, la puesta fuera de un acuerdo o arreglo de este asunto de los templarios, para los que nos habíamos fijado una decisión final o sentencia que se promulgó en el actual ayuntamiento, llevaría con toda probabilidad, a la pérdida total de la destrucción y deterioro de propiedad de los templarios. Esto ha sido durante mucho tiempo dado, legado y concedida por los fieles de la ayuda de la Tierra Santa y para oponerse a los enemigos de la fe cristiana.


Había, pues, dos opiniones: unos decían que la sentencia debe ser pronunciada inmediatamente, condenando a la resolución de los presuntos delitos, y otros objetaron que de las actuaciones adoptadas hasta el momento la sentencia de condena en contra de la justicia para no podría pasar. Después de largas deliberaciones y madura, teniendo en cuenta sólo Dios y el bien de la tierra santa sin desviarse a la derecha oa la izquierda, hemos elegido para proceder a una disposición y ordenanza, en este escándalo manera se eliminará, evitar peligros y la propiedad salvado por la ayuda de Tierra Santa. Hemos tomado en cuenta la desgracia, la sospecha, los informes vociferante y otros ataques antes mencionados en contra de la orden, también la recepción secreta en la orden, y la divergencia de muchos de los hermanos del comportamiento general, forma de vida y la moralidad de los otros cristianos . Hemos tomado nota de que aquí todo cuando los nuevos miembros son recibidos, se les hace jurar no revelar la forma de su recepción a nadie, y no dejar el orden, lo que crea una presunción desfavorable. Observamos, además, que lo anterior ha dado lugar a escándalo grave contra el orden, el escándalo imposible disipar el tiempo que la orden sigue existiendo.


Observamos también el peligro a la fe ya las almas, las fechorías horribles muchas de tantos hermanos de la orden, y muchos sólo razones y otras causas, nos mueve a la siguiente decisión.


La mayoría de los cardenales y de los elegidos por el consejo, una proporción de más de cuatro quintas partes, han pensado mejor, más conveniente y ventajoso para el honor de Dios y para la preservación de la fe cristiana, también para la ayuda de los santos la tierra y muchas otras razones válidas, para suprimir el orden por medio de la ordenanza y la prestación de la Sede Apostólica, la asignación de la propiedad para el uso al que se pretendía. Se prevén también que se hizo para los miembros de la Orden que todavía están vivos. De esta manera se ha encontrado preferible a la de salvaguardar el derecho de defensa con el consiguiente aplazamiento de la sentencia en el pedido. Observamos también que en otros casos, la iglesia romana ha suprimido otras órdenes importante por razones de gravedad mucho menor que las anteriormente mencionadas, sin culpa por parte de los hermanos. Por lo tanto, con el corazón triste, no por sentencia definitiva, pero por disposición u ordenanza apostólica, suprimimos, con la aprobación del consejo sagrado, el orden de los templarios, y su regla, hábito y nombre, por un decreto inviolable y perpetuo, y estamos totalmente de prohibir que cualquier persona a partir de ahora entrare en la orden, o reciba o use su hábito o presuma de comportarse como un templario.


Si alguien actúa de otro modo, incurre en excomunión automática. Además, nos reservamos las personas y los bienes de nuestra disposición y la de la Sede Apostólica. Tenemos la intención con la gracia divina, antes del final de lo sagrado consejo presentes, para que esta disposición para el honor de Dios, la exaltación de la fe cristiana y el bienestar de la Tierra Santa. Nos prohíben estrictamente cualquier persona, de cualquier estado o condición, de interferir en forma alguna en este asunto de las personas y los bienes de los templarios. Prohibimos a cualquier acción acerca de los que resultaría perjudicial para nuestros acuerdos y disposiciones, o de cualquier innovación o la manipulación. Decreto que a partir de ahora cualquier intento de este tipo es nula y sin valor, ya sea hecho a sabiendas o por ignorancia. A través de este decreto, sin embargo, no queremos en menoscabo de los procesos realizados o que se hagan sobre templarios individuales por los obispos diocesanos y los consejos provinciales, de conformidad con lo que hemos ordenado en otros momentos. ¡Que nadie, por lo tanto ... Si alguien ...


Dado en Viena el 22 de marzo en el séptimo año de nuestro pontificado.